Respondemos a tus preguntas

¿Qué beneficios tiene un implante dental?

Al ir perdiendo piezas dentarias, las que nos quedan tienen que soportar toda la masticación, lo que hace que se sobrecarguen y acorten su vida útil. Gracias a los implantes, esa sobrecarga disminuye, vemos frenada la pérdida de hueso y mejora nuestra función dental y estética.

 

¿Los implantes son tornillos clavados en la encía?

No. Los implantes dentales son raíces artificiales de titanio clínicamente puro (un material biocompatible con el organismo), que se colocan en el hueso mandibular o maxilar con el fin de crear una base para restaurar dientes individuales o prótesis parciales o totales. Constan de una corona, un pilar y el implante propiamente dicho. La corona es la parte visible, que se elabora de manera personalizada; el pilar es la parte interna, sobre la que se coloca la corona, y el implante, la raíz de titanio que se fija en el hueso y soporta el diente artificial.

 

¿Qué seguridad me ofrecen los implantes?

La implantología dental es una técnica muy segura. Los implantes BTI son el resultado de avances biotecnológicos fruto de más de 15 años de investigación. Están elaborados con materiales de máxima calidad y son sometidos a controles exhaustivos. Se elaboran para ofrecer una solución a cada caso, tanto en longitud como en anchura.

 

Si me coloco un implante ¿se notará?

No. Las prótesis dentales que se fijan sobre los implantes (coronas) tienen la misma forma, color y tamaño que los dientes propios. No se aprecia que sean piezas artificiales.

 

Tengo poco hueso ¿puedo ponerme implantes igualmente?

Sí, mediante un autoinjerto. Denominados también injertos autólogos, consisten en tomar una pequeña porción de hueso o tejidos de otra región y trasplantarlos allí donde los necesitamos. Es una técnica mínimamente invasiva, que no provoca problemas de rechazo y que permite reconstruir con total garantía de éxito la zona sobre la que luego se anclarán el implante y el diente artificial. Gracias a la aplicación de Factores de Crecimiento, todo el proceso se acorta.

 

He decidido ponerme implantes pero no quiero ir diente por diente. ¿Hay forma de que me los coloquen todos a la vez?

Sí. Las personas desdentadas o con dientes en mal estado pueden resolver su problema en un solo día.  La colocación de dientes en un mismo día permite rehabilitar el maxilar completo con implantes dentales y un puente o bien una dentadura fija. Su principal ventaja es que evita al paciente tener que llevar una dentadura removible provisional, con los problemas funcionales y estéticos que ello conlleva. Es una solución permanente, con unos resultados estéticos excelentes, y permite una función dental semejante a la que proporciona la dentadura natural.

 

Tengo mal los implantes ¿qué puedo hacer?

Hoy en día se pueden quitar y sustituir por otros con suma facilidad.

 

¿Por qué tienen que extraerme sangre para hacerme un implante? ¿Qué son los Factores de Crecimiento (PRGF)?

De la extracción sanguínea se obtiene un conjunto de proteínas (Factores de Crecimiento o, en inglés, PRGF) capaces de reparar los tejidos de nuestro cuerpo de forma natural. Son proteínas que se encuentran en nuestras plaquetas y plasma sanguíneo. Aplicados en los tratamientos de regeneración del hueso y también de los tejidos blandos maxilares, el PRGF acelera los procesos de cicatrización, reduce las inflamaciones y también el riesgo de infección. Mejora la regeneración periodontal y la osteointegración de los implantes (su fijación).

 

Tengo arruguitas alrededor de la boca, el famoso código de barras. ¿Con Factores de Crecimiento me las puedo quitar?

No con microinyecciones de PRGF, aunque hay otros tratamientos. El PRGF, sin embargo,  poduce resultados sorprendentes en el tratamiento de la piel. Dado que aceleran la regeneración de los tejidos, aplicados en Estética Facial rejuvenecen sensiblemente la zona donde son aplicados. Como son proteínas que se encuentran en nuestras propias plaquetas y plasma sanguíneo, su empleo no lleva aparejadas consecuencias indeseadas como ocurre con otros tratamientos rejuvenecedores.

 

¿Cómo puedo evitar sentir molestias durante un tratamiento?

Con sedación consciente. Gracias a ella, el paciente no pierde en ningún momento su capacidad de reacción ante los estímulos físicos o las indicaciones verbales dadas por el especialista, pero no experimenta estrés. Durante el proceso, además, permanece monitorizado, lo que permite al anestesista ajustar la dosis en función de cuánto se prolongue el procedimiento odontológico que se le esté practicando. Su tensión arterial y constantes cardiovasculares se controlan asimismo de forma más eficaz.

 

¿Pueden sedarme mientras me practican una limpieza dental?

Sí, pero no debería ser necesario.

 

Se me apiñan los dientes ¿debería extraerme las muelas del juicio para hacer sitio?

Debe ser el especialista quien juzgue. Aunque la causa de que los terceros molares (cordales o muelas del juicio) no afloren por completo suele ser la falta de espacio y ello dar la sensación de que se apiñan los dientes.

 

Tengo los dientes de delante muy estropeados ¿puedo ponerme carillas?

Sí. Las carillas son la opción estética más adecuada para mejorar aspectos como la forma, el color y la posición de los dientes. Se trata de unas láminas muy finas. Es el mejor tratamiento para el rejuvenecimiento dental: corrige el desgaste que el tiempo y los distintos problemas originan en nuestra sonrisa. Se realizan con porcelana, un material tan fuerte y resistente como el esmalte natural. También en composite y resinas compuestas, una alternativa que se conoce como escultura dental. Cada carilla se realiza artesanalmente para conseguir darle la forma y características adecuadas a cada paciente.

 

¿Es lo mismo una funda que una carilla? ¿Las carillas se caen?

Cuando hay una gran pérdida de estructura dental o bien el diente dañado apenas soporta nuevas obturaciones y corre el riesgo de fracturarse, es conveniente proceder a cubrir la pieza con una corona completa. Este tratamiento estético reemplaza totalmente la parte visible de la pieza enferma. Una vez tallado el diente, se recubre con una corona de porcelana idéntica al original, que lo protege y preserva.

Las carillas son la opción más adecuada para mejorar aspectos como la forma, el color o la posición de los dientes. Los sistemas de adhesión que existen hoy día garantizan la resistencia de las láminas. Se realizan con materiales resistentes, como el esmalte natural. Son artesanales, de tal manera que imitan a la perfección la forma y características propias de nuestros dientes.

 

¿Por qué tengo caries?

Se trata de una patología que en ocasiones responde a un patrón genético y por eso, aún consumiendo los mismos alimentos, unas personas tienen más tendencia que otras a padecerlas. Una óptima higiene bucodental es buena medida de prevención y control. Para mantener una dentadura perfecta es fundamental someterse a una revisión periódica y, llegado el caso, atajar de inmediato cualquier problema que se presente (caries, sarro, manchas o desviaciones de la función masticatoria, por ejemplo).

 

Tengo muchas muelas empastadas con plata y me da vergüenza que se me vean ¿qué puedo hacer para mejorar su estética?

Optar por incrustaciones. Las incrustaciones se emplean para restaurar caries leves o moderadas en las piezas posteriores, o bien para reparar dientes agrietados o fracturados siempre que el daño que presenten no sea tan importante que obligue a colocar una corona o funda completa. Las incrustaciones pueden ser de porcelana o resina compuesta y dado que imitan el color del diente natural, son una solución óptima para reemplazar las obturaciones de amalgama de plata. Ayudan además a eliminar la sensibilidad dental y son prácticamente invisibles.

 

¿Por qué es importante controlar la placa bacteriana?

La mejor profilaxis contra las enfermedades periodontales es un cepillado frecuente y el uso de la seda dental a diario. Es la mejor manera de eliminar la placa bacteriana que se deposita constantemente sobre los dientes. La limpieza diaria mantendrá la formación de sarro reducida al mínimo, aunque no la puede prevenir por completo. Mantener un alto grado de higiene bucodental exige una limpieza profesional periódica. Solo acudiendo al especialista podremos eliminar la placa bacteriana y las manchas de los dientes. En general conviene hacer una limpieza cada seis meses, pero depende de cada caso particular.

 

¿Qué puedo hacer para que mis dientes vuelvan a ser blancos?

Someterlos a un blanqueamiento dental. Modifica el color de uno o varios dientes mediante el uso de agentes blanqueadores; geles oxidantes que liberan oxígeno y aclaran la pigmentación de las piezas dentales sin afectar demasiado a los tejidos, esto es, el esmalte externo y la dentina interna. Existen varias técnicas de blanqueamiento. La más frecuente se ayuda de la luz para activar los agentes blanqueadores, otras se valen de férulas (estructuras plásticas flexibles), pero todas son efectivas y funcionan bien. El grado final de blanqueamiento depende de cada caso particular y del color de partida que presente el diente.

 

Aprieto los dientes ¿tiene solución?

El hecho en sí de apretarlos, no siempre. Sus efectos, sí.

 

Ronco. ¿El dentista me puede ayudar?

Por supuesto. Habrá que ver la causa y muchos de sus problemas disminuirán.

Concertar una cita / Make an appointment

Dirección / Adress;

Clínica Carrete

Avenida Rubine, 6

15004 A coruña

 

Tel.; 98 125 17 15

 

Email: info@drjaviercarrete.com

 

Horario / Hours;

LUNES A VIERNES /

MONDAY TO FRIDAY

09:30 - 13:30 // 16:00 - 20:00

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
RS C-15-002809 © Instituto de Cirugía Oral e Implantología Doctor Javier Carrete 2014